Suscribete

martes, 23 de diciembre de 2014

El tren se fué...

...Eso precisamente es lo que nos viene a la cabeza cada vez que nuestros precios objetivos están dentro del rango de cotización del Ibex pero no compramos esperando lo que será una clara bajada hasta los infiernos, solo que en nada la cotización del Ibex vuelve a estar buscando romper por arriba. Así es la bolsa. Y sabiendolo hemos de trazar nuestra estrategia intentando aprovechar oportunidades pero sin obsesionarnos si no acertamos, al fin  y al cabo, el timing bursatil no tiene por que ser lo nuestro. 

Esto viene a cuento porque en la última bajada del indice español por debajo de los 10 mil puntos pude haber comprado. Pude pero no lo hice por diversos motivos. Entre ellos y el de más peso, que entre mis objetivos esta reunir un pequeño fondo para imprevistos con 5 mil € de los cuales 2,5 mil los aportaría durante este año. Si compraba ya no lo lograría y considero más sensato ceñirme al camino planeado que desviarme por una "pequeña" bajada de la bolsa. ¿Quién sabe donde estará de aquí a un mes?
Sobra decir que si la bajada hubiera sido muy acusada (9 mil puntos¿?) pasaría a ser oportunidad. Ante ese escenario compraría y el fondo de emergencia lo retrasaría. 

No haber comprado no me preocupa, como se dice por estos lares, la bolsa da siempre una segunda oportunidad. Durante este año que pasa incluso más de dos.

Para verlo dividamos el gráfico del último año en 2 partes, sobre 10 mil y bajo 10 mil puntos. Con esta simple división, y teniendo cuenta que bajo 10 mil actualmente considero que comienza a ser "comprable" el Ibex (pero claro esto no deja de rondar la subjetividad por lo tanto discutible), se puede ver como a lo largo de todo el año tuvimos nada más y nada menos que 7 momentos de entrada. 



Cuando pasaba una, pensábamos que ya nunca volveríamos a ver esos precios tannnn buenos... pero no, otra vez volvían a caer los 10 mil. 

Con ello quiero decir que cada vez que nos encontremos ante esa sensación de... he perdido una gran oportunidad!!.. hemos de pensar en frío, ver los gráficos y comprender que tanto como si esos precios se repiten, mejoran o por el contrario se disparan al alza, en algún momento del futuro volveremos a tener otras oportunidades. 

Lo más importante, y que ya muchos en Wall Street quisieran, ya lo tenemos: una estrategia bien clara. Solo nos queda seguirla.

¡Gracias por leerme una vez más y feliz navidad a tod@s!


Gráfico: Google Finance

viernes, 12 de diciembre de 2014

Dividendos recibidos Santander y Telefónica


Cada vez que recibo un nuevo dividendo siento como un cosquilleo en el estomago, ese día sobre medio día voy mirando la cuenta a ver si lo han ingresado. Quizás suena un poco infantil, pero sin duda soy como el niño que sabe que hoy va a recibir su regalito. 

Supongo que cuando se vaya haciendo más habitual la emoción será cada vez menor (así somos los seres humanos, por desgracia) pero ver que estoy construyendo poquito a poco un futuro mejor para mi familia y para mí mismo siempre "me llenará de orgullo y satisfacción" :-) 

El día 6 de noviembre fue uno de esos días. Banco Santander abonó en mi cuenta la cantidad de 24,57 € pues en su scrip dividendo decidí vender los derechos al banco como venía haciendo. El próximo año con la reforma fiscal he de ver si cambio de política con el dividendo del Santander. Si la cotización no baja y los derechos vendidos al mercado no tributan como hasta ahora hasta la venta de las acciones, probablemente esta será la opción que tome. Aún he de estudiarme en detalle la nueva fiscalidad de los dividendos. 

El total bruto recibido fueron 31,11 € los cuales cuento "enteros" pues como siempre digo, en la próxima declaración de Hacienda, la parte retenida (6,54 €) me será devuelta. Siempre lo recalco pero el chollo se nos acaba este año con nueva reforma fiscal. 




Además durante la segunda quincena de noviembre se puso en marcha el scrip dividend de Telefónica en el cual no solo opté por las acciones tras convertir los derechos (187 x 0,336€ = 62,83 €)  sino que además amplié mi posición con 268 derechos por 93,80 €, de los cuales 1,39 € eran comisiones como se puede observar:



13 nuevas acciones que unidas a las 187 que ya poseía suman un total de 200.
La comisión pagada es más de un 1,48 %. Este punto podría haberse mejorado con un poco más de dinero invertido. Lección aprendida. :-)

De eso se trata todo esto: de sumar y seguir... poco a poco pero con firmeza.