Suscribete

jueves, 15 de septiembre de 2016

Bajos dividendos pero crecientes



Una de las preguntas que más nos hacemos quienes buscamos la independencia financiera a través de dividendos es: ¿Invierto en empresas con bajo dividendo (3,5 - 4 %) creciente, o en las que me rentan mucho (6 - 7 %) pero su dividendo prácticamente no crece?

Como en prácticamente todo en esta vida, la respuesta es, depende.

Desde nuestro punto de vista depende fundamentalmente del horizonte temporal que le pongas a tu inversión.

            - Si el plazo en el que deseas vivir de los dividendos de las empresas en las que inviertes hoy es corto, entonces probablemente una empresa con mayor rentabilidad será la opción más apropiada.

            - Si por el contrario, aún falta mucho para retirarte, seguramente la estrategia más idónea sea la de invertir en empresas que aumenten el dividendo cada año.

            - La tercera opción sería una mixta, es decir complementar inversiones en ambos tipos de empresas.

En nuestro caso, nos inclinamos más por la segunda opción, sin que ello no impida en algún caso puntual comprar algún valor que no crezca o que crezca irregularmente. Se me viene a la cabeza BME :-)

¿Por qué? La respuesta esta, como comentábamos, en el plazo que te des para disfrutar de los dividendos que generen tus empresas. Nosotros consideramos que nos podríamos retirar gracias a los dividendos en torno a los 50 años, por lo que nos quedan en torno a 22 años para ello.

A modo ilustrativo utilizaremos para hacer una simulación la Calculadora de Jubilación de Don Dividendo suponiendo lo siguiente:

1) Valor adquisición y actual de la cartera = 1 € (como si empezáramos de 0)
2) Aportación anual = 15000 €
3) Crecimiento de la aportación anual = 2% (para contrarrestar el efecto de la inflación)
4) Inflación = 2%
5) Impuestos a los dividendos = 19 %

Resultados 

a) RPD 4% + crecimiento 7%/año: 29.943,00 € netos
b) RPD 6% + crecimieto 1% año : 24.731,00 € netos

Ventajas de dividendos crecientes


Una vez jubilados el crecimiento de nuestros dividendos debería ser superior al de la inflación con lo que no perderíamos poder adquisitivo. Además la rentabilidad de las inversiones hechas hoy deberían sobrepasar al momento de jubilarnos el 6 o 7 % del segundo supuesto, y además por bastante. Finalmente comprando empresas que han sido capaces de aumentar el dividendo 10, 20 o más años el dividendo de forma ininterrumpida, te aseguras de que estas comprando una empresa de calidad. Y por el lado contrario, empresas que rentan más de un 6 o 7% vía dividendos seguramente estén pasando apuros, con lo que la solución más lógica y rápida para comenzar a solucionar sus problemas sería recortar o eliminar el dividendo en algún momento dado. Esto puede pasar también a un Aristócrata del dividendo, pero será mucho menos probable.


Riesgos

El riesgo fundamental del ejercicio que acabamos de hacer es que todos los datos son suposiciones y están influidos por muchas variables. Por ejemplo: estabilidad laboral, acierto en las empresas seleccionadas para la cartera, tipos de cambio, ciclos económicos, fiscalidad cambiante, etc.

Una vez dicho todo lo anterior, nosotros nos decantaremos fundamentalmente por empresas que, aunque renten menos vía dividendos a priori, sean capaces de aumentarlo un año tras otro. Por eso hemos estado comprando en USA, donde hay bastantes compañías con dividendo creciente y payouts contenidos.

¡Un abrazo y gracias por leernos!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...